facebook  twitter 

     Mail:

UN BÁSICO QUE NUNCA PASA DE MODA

 

 

 

Algunas curiosidades y trucos, ¡toma nota!

- El kohl es hipoalergénico, antiséptico y bactericida, previene infecciones oculares como orzuelos y conjuntivitis, evita posibles irritaciones en los párpados y bolsas oculares, además de proteger de los rayos del sol, el viento, el humo, etc. En el desierto lo utilizan como protector del sol, al llevar la línea de agua con kohl, les protege del resplandor solar.

- Embellece la mirada, resalta el blanco de los ojos y los protege de factores externos como el humo o el polvo. Se trata de un producto complicado de utilizar, que mancha mucho, por eso es recomendable utilizarlo solo en la línea de agua y no fuera del ojo.

- Coloca el kohl en el lagrimal, cierra el ojo y deslízalo por todo el párpado siguiendo la forma natural del ojo.

- Se recomienda utilizarlo antes de aplicar el maquillaje, ya que es muy fácil manchar la piel de negro.

- Un kohl bueno y auténtico proporciona una ligera sensación de frío e incluso un leve picor en los ojos.

¿Cuántos tipos hay?
Pruébalo en todas sus versiones y quédate con la que más te guste ya que, tanto el acabado como la manera de aplicarlo, es muy diferente.En polvo se aplica con un palito de cristal, bambú o caña y madera de olivo; en grasa es más intenso y oscuro, se presenta en forma de barra (es más cómodo porque el polvo no se cae sobre el rostro) y en lápiz, los clásicos lápices negros de ojos llevan composición de kohl.