facebook  twitter 

     Mail:

CONSEJOS DE CONDICIÓN FÍSICA

La actividad física regular tiene muchos beneficios. Es un potente reductor del estrés, puede ayudar a mantener el peso bajo control y reduce el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas importantes. Entre sus beneficios adicionales se incluyen una mayor energía, huesos y músculos más fuertes, mejora el sueño, mejor forma corporal, mayor bienestar mental y cambio de actitud hacia la vida.

A continuación encontrará algunos consejos rápidos.

1 Renueve su compromiso para un estilo de vida saludable. Piense en aumentar las actividades que contribuyan con su estilo de vida y que puedan ser fácilmente incluidas durante el día. Propóngase leer noticias e información sobre estado físico, como este artículo sobre ejercicios físicos. ¡Ponga en práctica su plan para estar en forma hoy mismo!

2 Los ejercicios aeróbicos son importantes para el sistema cardiovascular. Se caracterizan por movimientos repetitivos, por ejemplo, correr, nadar o andar en bicicleta. También sirven para tonificar los músculos. Un poco de entrenamiento aeróbico y de resistencia es lo mejor para su rutina diaria.

3 Establezca metas pequeñas y específicas que usted pueda seguir (por ejemplo, perder el 5% del peso corporal o hacer actividades físicas tres veces por semana, etc.). Tome té verde (el cual ayuda a bajar de peso). Durante el día, coma frutas y vegetales frescos como merienda.

4 Los ejercicios de resistencia son importantes para tener músculos y huesos sanos. También ayudan a fortalecer los músculos. Se caracterizan por ser actividades con pequeños esfuerzos de energía como levantar pesas, hacer algún deporte e incluso empujar la cortadora de césped. Para mantener el organismo en su mejor forma lo ideal es hacer ejercicios de resistencia y ejercicios aeróbicos.

5 Se trata de formas sencillas de mantenerse en forma – no necesita inscribirse en un gimnasio. Si usted adopta una actitud más activa en su vida cotidiana - por ejemplo, estacionae el automóvil más lejos para caminar más, subea la escalera en lugar de tomar el ascensorelevador, o incluso si camina hasta el escritorio de algún compañero de trabajo en lugar de enviarle un mensaje de correo electrónico -, usted se pondrá en forma con mayor rapidez.

6 Su metabolismo no se vuelve más lento con la edad. Lo que sucede es que a medida que las personas envejecen hacen menos entrenamiento de fuerza y pueden perder masa muscular magra. Cuanto más tejido muscular magro tenga, más alta será su tasa metabólica - y perderá peso con mayor rapidez. Mantenga los niveles de ejercicio y actividades físicas a medida que pasan los años, y simultáneamente podrá mantener su tono muscular y una tasa metabólica alta, maximizando la pérdida de peso saludable.

7 Al menos 30 minutos de actividad de intensidad moderada, al menos cinco veces a la semana, lo mantendrán físicamente activo. Puede dividir cada media hora en tres sesiones de 10 minutos. Si 30 minutos en estean momento está fuera de sus posibilidades alcance en este momento, dedicarle 30 minutos, comience por el tiempo con lo que pueda y vaya aumentando tiempo gradualmente.

8 Manténgase hidratado by consumiendo al menos dos litros de agua todos los al día. Beber agua antes, durante y después de la actividad física es todavía más importante. Es necesario mantenerse bien hidratado aún al realizar ejercicios de baja intensidad.

9 Descanse entre una cada sesión de gimnasia ejercicioy otra y déle a su cuerpo el tiempo necesario para recuperarse.

REACTIVA LA BELLEZA DE TU PELO

 

 

A medida que salen de la raíz, las células que forman nuestro cabello mueren. El gurú capilar Philip Kingsley asegura que, en los folículos pilosos (donde nace cada pelo), el proceso se repite a lo largo de tu vida. Es ahí donde se determina la textura, color y grosor que tendrá desde que venimos a este mundo. “Con los años se pueden producir alteraciones debido, por ejemplo, a cambios hormonales. Los productos capilares compensan esos estragos y recuerdan a tu pelo sus orígenes y características naturales.”

Si vas a lo cómodo y tienes el pelo rizado, Deep Sea Foundation, de Shu Uemura, es un spray ligero que devuelve al pelo su ondulado natural sin apelmazarlo. Para los cabellos lisos, Renewal Keratindose, de Biolage contiene una combinación única de pro-keratina y seda que regenera y alisa todo tipo de cabellos, incluso los más sensibilizados. Además, restaura las áreas degradadas y lo protege de las agresiones externas.

UN BÁSICO QUE NUNCA PASA DE MODA

 

 

 

Algunas curiosidades y trucos, ¡toma nota!

- El kohl es hipoalergénico, antiséptico y bactericida, previene infecciones oculares como orzuelos y conjuntivitis, evita posibles irritaciones en los párpados y bolsas oculares, además de proteger de los rayos del sol, el viento, el humo, etc. En el desierto lo utilizan como protector del sol, al llevar la línea de agua con kohl, les protege del resplandor solar.

- Embellece la mirada, resalta el blanco de los ojos y los protege de factores externos como el humo o el polvo. Se trata de un producto complicado de utilizar, que mancha mucho, por eso es recomendable utilizarlo solo en la línea de agua y no fuera del ojo.

- Coloca el kohl en el lagrimal, cierra el ojo y deslízalo por todo el párpado siguiendo la forma natural del ojo.

- Se recomienda utilizarlo antes de aplicar el maquillaje, ya que es muy fácil manchar la piel de negro.

- Un kohl bueno y auténtico proporciona una ligera sensación de frío e incluso un leve picor en los ojos.

¿Cuántos tipos hay?
Pruébalo en todas sus versiones y quédate con la que más te guste ya que, tanto el acabado como la manera de aplicarlo, es muy diferente.En polvo se aplica con un palito de cristal, bambú o caña y madera de olivo; en grasa es más intenso y oscuro, se presenta en forma de barra (es más cómodo porque el polvo no se cae sobre el rostro) y en lápiz, los clásicos lápices negros de ojos llevan composición de kohl.

 

 

COMER FUERA - EL DILEMA DE LOS QUE ESTÁN A DIETA

Para aquéllos que controlan su peso, la alegría de comer afuera a menudo se ve empañada por las tentaciones de las grandes porciones y de la cantidad de opciones para elegir. Y, al no saber exactamente cómo se preparan las comidas, es difícil saber precisamente qué le van a servir o cuántas calorías vas a ingerir.

Algunas personas prometen que dejarán de ir a restaurantes mientras intentan bajar de peso, pero la realidad es que comer afuera forma parte de nuestro estilo de vida. Con algunos conocimientos y planificación, tú puede aprender a elegir los alimentos correctos cuando comes afuera sin apartarte de tu dieta.

En 2013, un hogar típico gastó alrededor $ 2,100 dólares en comidas fuera de casa. Aproximadamente la mitad de las calorías que ingerimos, y el 40% de las grasas que consumimos provienen de la comida de restaurantes. No es de sorprender que las comidas rápidas sean las que suministran la mayor cantidad de calorías de cualquier fuente de alimentos.

Probablemente el primer paso positivo para que las comidas afuera sean saludables tendrá que ver con mantenerse alejado de los restaurantes con servicio 'drive-through'. Si bien algunos restaurantes de comidas rápidas ofrecen alternativas saludables, a menudo son mucho más apetecibles los platos que ofrecen habitualmente. Elige un restaurante que sirva lo que quieres comer y preparado de la forma que deseas.

Al mirar el menú siempre conviene tener un plan. Concentrar la atención en los aperitivos es una buena estrategia - las porciones son pequeñas, y un par de aperitivos elegidos con cuidado, una ensalada y una sopa ligera permiten armar una buena comida. También puedes hacer que las porciones sean razonables si compartes el plato principal con alguien más (puedes pedir una ensalada adicional o una guarnición de vegetales).

Como la tendencia es que comamos todo lo que nos sirven, sea poco o mucho, pide que te separen para llevar la mitad de tu plato antes de que lo sirvan. De esta forma, comerás la mitad pero no te privarás de la satisfacción de dejar el plato limpio.

Los restaurantes a menudo no escatiman en grasa, ésta añade una buena dosis de sabor y textura a las comidas y es un ingrediente barato. Los alimentos fritos obviamente están prohibidos, pero también se deberían limitar las grasas añadidas, tales como ingredientes para untar, aderezos, salsas y fondos de cocción. Las ensaladas y las guarniciones vegetales son los alimentos más saludables que tenemos a nuestro alcance, pero esto no se cumple si están inmersas en aderezos o impregnadas de mantequilla o salsas sustanciosas. Pida comidas sencillas, con las guarniciones o condimentos a un costado para poder controlar cuánto va a agregar.

Lee las descripciones de los platos principales con cuidado y pregunta si no estás seguro de cómo se prepara algo. Es probable que los alimentos "crujientes", "cremosos" o "rebozados" sean ricos en grasas, mientras que las comidas al vapor, horneadas, a la parrilla, asadas o hechas al grill habitualmente son seguras. Por otro lado, trata de cambiar el arroz o las papas y pide una porción extra de vegetales.

No te dejes engañar por la palabra "ensalada", es un término que a menudo se usa de forma flexible para cualquier combinación de alimentos, pero no todas son saludables. El agregarle tocino, queso, crema, carnes grasas y las ensaladas de papas o fideos ricas en mayonesa a una base de hojas verdes, puede hacer que se disparen las calorías. Lo mismo ocurre con las ensaladas que se sirven en enormes cuencos de pan o en una base de tortilla frita.

Aunque los estadounidenses dicen que son conscientes en materia de calorías, cenar afuera es la excusa para darse el gusto. Alrededor del 87% come postre para completar la comida en un restaurante. Si comer afuera es algo que no haces a menudo o que solamente lo haces en ocasiones especiales, manos a la obra. Pero si conoces mejor los restaurantes locales que tu propia cocina, te conviene pensar dos veces antes de pedir postre. Una porción de pastel de queso o “cheesecake” te puede costar hasta 1000 calorías. A cambio, tómate un té de hierbas , pide un plato de frutas frescas o un helado de agua descremado para completar la comida. También puedes fijarse si alguien quiere compartir el postre, de cualquier modo, los dos primeros bocados son los mejores.

Piense cómo usualmente comes cuando te comprometes a un plan y trate de encontrar alimentos similares en el menú para que puedas disfrutar de tus comidas sin culpa. Con un poco de sentido común respecto del menú y una buena estrategia, comer afuera y hacer dieta van de la mano.