facebook  twitter 

     Mail:

Las 12 claves de una pedicura de verano 'top'

Si hay una parte de tu cuerpo que cobra protagonismo en los meses de verano, son los pies -con el permiso del escote y de las piernas-. Por eso, hay que mimarlos especialmente en esta época del año, y la pedicura es un paso básico si quieres que tus sandalias luzcan aún más bonitas. Seguro que aún estás a tiempo de presumir en tus días de playa y piscina, así que ahí van una serie de tips, con la ayuda de los expertos de la firma Masglo, para que saques partido a tu pedicura.

1. Pedicura en seco, ¿o al agua?
Si quieres eliminar muchas durezas, es conveniente dejar los pies en remojo al menos 10 minutos, ya que esto ayuda a eliminarlas. Sin embargo, no es imprescindible: la pedicura en seco también es una buena opción que te echará una mano a la hora de ahorrar tiempo.

2. Limar o exfoliar, ¡tú decides!
La piel de los pies es la más gruesa de todo el cuerpo, especialmente en las áreas donde hay más presión por el peso –la almohadilla metatarsal y el talón–, o más roce con el calzado. Conviene eliminar esa piel engrosada –es decir, las durezas– de forma regular. Si por genética o estilo de vida no se tienen apenas durezas, bastará un buen exfoliante específico para pies (más grueso que el destinado al cuerpo) para eliminarlas. Por el contrario, si se necesita un trabajo más intensivo, lo ideal es usar una lima de pies para las durezas más una exfoliación para suavizar todo el pie por completo.

pedicura_verano

3. Cutículas: tijeras fuera, ¡siempre!
Desde la firma nos insisiten en que nunca se deben cortar las cutículas, sólo suavizarlas. Para ello nada como aplicar un gel quitacutículas y dejarlo actuar unos minutos antes de empujarlas y retirarlas con suavidad.

4. Ni muy cortas ni muy cuadradas
Para evitar las molestas y muy dolorosas uñas encarnadas, es muy importante no dejar las uñas demasiado cortas y darles siempre una forma ligeramente redondeada, lo que evita que los extremos se claven en la carne al crecer. Exceptuando casos en que las uñas estén muy, muy largas, es preferible usar una lima antes que una tijera o un cortaúñas para darles la longitud deseada.

5. Hidratación específica
¿Existe una razón para usar una crema específica para pies? Sí: al ser una piel más gruesa, hacen falta activos capaces de penetrar esa capa córnea más engrosada y realmente nutrir en profundidad.

6. Preparar la superficie de la uña
Las uñas de los pies son también más gruesas que las de las manos, por lo que en ocasiones puede ser conveniente pasar una lima pulidora con suavidad por su superficie. Es muy importante no excederse para evitar fragilizarla.

7. Un truco para dedos suaves
En ocasiones, se forman pequeñas durezas en la parte superior de los dedos. Para eliminarlas, los expertos de Masglo nos dan un consejo de profesional: al usar la lima es importante humedecerla muy ligeramente con un poco de agua y pulir esas asperezas. ¡Impecable!

8. Sin resto de grasa
Si se ha aplicado crema o aceite para hidratar los pies, es importante retirar cualquier resto de los mismos de la superficie de la uña, pues cualquier resto de grasa impediría que el esmalte se adhiriera bien. Para ello, puede usarse una gota de quitaesmalte sin acetona.

9. La base, imprescindible
Todo son ventajas cuando se trata de comenzar aplicando una base. Se protege la superficie de la uña, se impide que se pigmente, se alarga la duración del esmalte, se mejora su adherencia, se refuerza la uña…

10. Capas finas
Existe la tentación de aplicar una sola capa gruesa de esmalte para conseguir el color de una sola pasada, pero es un error: sólo sirve para que tarde mucho más en secar y salte antes. Aplica una primera capa que cubra por completo y luego una segunda más ligera, respetando el tiempo de secado entre ambas.

11. El brillo
¿Quién no quiere un esmaltado de larga duración? Por eso, el top coat es otro paso imprescindible. El Brillo Secante de Masglo no sólo potencia el efecto espejo, sino que además acelera el secado.

Nos dan un truco para aplicar mejor el brillo: hay que dejar caer una gota sobre la uña y luego usar el pincel para extenderla sin llegar a rozar el esmalte, acariciando tan sólo el top coat. Esto ayuda a que el brillo no se manche con el color.

12. Dale tiempo. Lo necesita.
Elige el color que más te guste y déjate llevar… En el mercado hay mil y un colores para elegir, clásicos, atrevidos... ¡hay uno para cada estado de ánimo y para cada situación! Y un consejo: antes de hacerte la pedicura, nada como tener a mano unas chanclas, ¡son imprescindibles para el proceso de secado! Y es que –no lo vamos a negar– el esmalte necesita tiempo para secarse. No hay otra…

Y en la medida de lo posible, intenta evitar…
- El trabajo sobre las uñas –cortar, limar y pulir– se debe realizar antes de sumergirlas en agua, ya que ésta reblandece su queratina y las fragiliza.

- No te excedas al eliminar las durezas. Recuerda que tienen la función de proteger los pies. Has de eliminar la parte más gruesa, pero sin llegar a hacerte daño.

- Si notas que tus uñas –o alguna de ellas– lleva mucho tiempo amarilla, está muy blanda o se abre a capas constantemente, no las esmaltes y acude al podólogo: es muy probable que sufras algún tipo de alteración y que debas ponerle remedio cuanto antes.

 

PROS Y CONTRAS DEL SOL PARA TU SALUD... ¡toma nota!

Estamos en pleno verano, disfrutando de los días más largos del año, con muchas horas de sol que dan a pie intensas jornadas de playa o piscina. Pero aunque un día soleado puede hacer que estemos de mejor humor, lo cierto es que no debemos bajar la guardia frente a los efectos negativos del astro rey. Y es que, ante todo, hay que tener sentido común. Si bien el sol tiene beneficios, algunos de ellos saludables, lo cierto es que son muchos los perjuicios que puede ocasionar en nuestra piel. Por eso, con la ayuda de los Laboratorios Pierre Fabre Dermocosmetique te resumimos algunos de ellos, para que tomes nota y disfrutes de los días de sol, ¡pero con total seguridad!

Beneficios
-Acción antirraquítica. Los rayos UVB estimulan la síntesis de vitamina D, vital para nuestros huesos, pues es indispensable en la absorción intestinal del calcio y en su fijación sobre la matriz ósea. Dos tercios de la vitamina D proceden de la exposición al sol y un tercio de la alimentación. Sin embargo, una exposición de 10 minutos dos veces por semana en una pequeña porción de piel, es suficiente para tener unos niveles sanguíneos adecuados de vitamina D.

-Acción antidepresiva-bienestar. El sol es capaz de activar, a través de la retina, la síntesis de serotonina, neurotransmisor que juega un papel importante en el estado de ánimo. El sol se puede considerar, por lo tanto, como un verdadero antidepresivo natural.

tomar-sol-

Efectos nocivos del sol

Efectos tempranos
-Quemadura solar o eritema actínico. Es, tal vez, el efecto más conocido e inmediato, una quemadura superficial debida a los UVB. Se manifiesta como una rojez en la piel algunas horas después de la exposición y dura entre 8-24 horas. Desaparece en unos días y, en el proceso, la piel suele descamarse. El tiempo necesario en aparecer el eritema depende del fototipo de piel que presente cada persona. De acuerdo con la clasificación de Fitzpatrick (de I hasta VI), el fototipo es la capacidad de adaptación al sol que tiene cada persona desde que nace, es decir, el conjunto de características que determinan si una piel se broncea o no (pulsa aquí si quieres calcular tu fototipo). Cuanto más baja sea esta capacidad, menos se contrarrestarán los efectos de la radiación solar en la piel.

Efectos tardíos
-Alteraciones pigmentarias: son de más fácil aparición en mujeres embarazadas o en tratamientos con anticonceptivos hormonales, pero también suele afectar a la piel que ha sido sometida a procedimientos dermatológicos, y es más frecuente en mujeres de piel morena que en las de piel clara. Dichas alteraciones se presentan mayoritariamente en el rostro (labio superior, frente, mejillas) y manos.

-Fotodermatosis. Intolerancias al sol que se manifiestan normalmente en forma de erupción. Hay distintos tipos de fotodermatitis, puede darse lucitis (erupciones en la piel), urticaria solar, fotosensibilizaciones o dermatosis desencadenadas o agravadas.

-Inmunosupresión. La radiación UV perturba el sistema inmunitario cuáneo que induce una disminución de la inmunidad cutánea. La foto inmunosupresión reduce la capacidad de defensa respecto a los tumores (fotocarcinogénesis) o antígenos virales.

-Cáncer cutáneo. La luz UV interfiere con los enlaces del ADN (material genético) dañando la molécula. Muchos de estos errores (mutación) son reparados por el propio organismo, pero algunas mutaciones persisten. Su proliferación sin control produce tumores benignos y malignos (cáncer). La fotocarcinogénesis o cáncer de piel se divide en melanoma y no melanoma. En el primero, las células que han acumulado daño solar y han sufrido mutaciones son los melanocitos, y se trata de un cáncer con alta capacidad de metástasis que puede poner en riesgo la vida del paciente. El no melanoma incluye en carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular. Se diferencian entre ellos por el tipo de células que han sufrido alteraciones en su ADN (han mutado), tratándose de células basales o células de la capa espinosa, respectivamente.

-Fotoenvejecimiento. Se debe principalmente a los UVA, con un efecto adicional de los UVB. Afecta a las zonas fotoexpuestas como son cara, cuello, dorso de las manos y antebrazos. Así, el fotoenvejecimiento o envejecimiento extrínseco es debido al daño solar acumulado en las células de la piel, y supone el 90% del envejecimiento cutáneo. Este daño del ADN celular, que se va acumulando en las células debido a la generación de radicales libres, produce disfuncionalidades que son el origen de la destrucción del colágeno, de las arrugas profundas, alteraciones en el tono y asperezas de la piel.

CUATRO PEINADOS PERFECTOS PARA IR AL GYM, QUE QUERRÁS LLEVAR EL RESTO DEL DÍA

 

Conseguir un peinado que sea cómodo en el gimnasio y que, al mismo tiempo, nos favorezca y sea 'trendy' es una tarea difícil. Difícil, pero no imposible. Te mostramos cómo lograrlo:

Es uno de nuestros objetivos diarios, pero la verdad es que estar guapa después de una hora sudando es un poco complicado. Dejando de lado el debate sobre si maquillarse o no para hacer deporte, uno de los quebraderos de cabeza más habituales es el peinado: si no llevas un corte 'pixie' es más que posible que necesites recogerlo de alguna forma cuando te subes a la cinta de correr, pero si eres un poco coqueta tampoco te conformarás con cualquier coletero puesto malamente y mucho menos con una melena encrespada a causa del sudor.

 

Foto: Impecable y en movimiento

Por ello, hemos buscado y rebuscado los peinados que más favorecen dentro del gimnasio. Tanto que querrás llevarlos el resto del día.

1. Trenzas de boxeadora

Es uno de los peinados más 'trendy' de la primavera. Se las hemos visto a Kim Kardashian, a Cara Delevingne, a Karlie Kloss... Son cómodas para hacer ejercicio y perfectas para salir luego a cualquier sitio. Una variante es la de trenzar la parte pegada a la cabeza y recoger el resto del pelo en una coleta. Lo único más complicado es ser capaz de hacérselas a una misma, por ello échale un ojo a este tutorial.

2. Trenza Mohwak con coleta

Perfecto si te gustan los peinados con un poco más de volumen. Añade volumen a la parte frontal y trénzala. Recoge después el resto del cabello en una cola de caballo. Elegante, cómoda y muy versátil.

3. Coleta con un twist

Una sencilla coleta baja puede transformarse en una coleta con mucho estilo si sabes darle el toque adecuado. Una forma es la de dividirla en dos y enroscar los mechones entre sí. Otra forma, también muy sencilla, es la de utilizar pequeñas gomas transparentes para ir colocándolas a lo largo de la coleta, creando un poco de volumen.

4. Recogido Star Wars

Uno de los grandes estrenos de los últimos años ha sido el del Episodio 7 de Star Wars. Aparte de muchas alegrías, nos dejó una protagonista femenina de armas tomar con un peinado cómodo y muy original, que puedes llevar en el gimnasio y en cualquier momento del día. Es más, no serás la primera en copiarlo: Rooney Mara llevó uno muy similar a los Oscar.

 

 

LOS 10 MANDAMIENTOS DE UNA MANICURA PERFECTA

 

Las manos son, sin duda, una de nuestras mejores cartas de presentación. Ahora más que nunca, es muy importante llevar una manicura perfecta, sin embargo, ¿le dedicas el tiempo suficiente? ¿sigues los pasos correctos para conseguir unas uñas impecables? Este ritual beauty tiene que ser un momento de relax y mimos para ti, así que anímate y toma nota de los consejos que nos ha dado Virginia Blanco, directora de formación de Masglo, para lucir un resultado impecable. ¡Estos son los diez mandamientos que debes cumplir!

Manicura

Mandamiento nº 1
No utilizarás acetona: Los quitaesmaltes sin este compuesto son más saludables para la uña, pues la acetona las deshidrata y seca.

Mandamiento nº 2
“Pellizcarás” tus uñas al retirar el esmalte: Este es un truco de profesional para no manchar las yemas de los dedos al eliminar el esmalte, especialmente los tonos más oscuros: apoya el algodón sobre toda la uña durante unos segundos para disolver el esmalte, y luego realiza un ligero gesto ascendente, como de pellizco, que retira todo el color de los laterales limpiamente, sin ensuciar la piel. Luego sólo hace falta un toque final en el centro de la uña para dejarla completamente limpia.

Mandamiento nº 3
Resistirás la tentación de la tijera y usarás la lima adecuada: Pásate a la lima y utilízala en una sola dirección, un gesto sencillo que impedirá que se levanten en capas. Para las manos, las más adecuadas son las de 240 gr., lo suficientemente fuertes para rebajar el tamaño de la uña sin dañarla ni agredirla.

Mandamiento nº 4
No cortarás las cutículas: Aplica una gota de un producto ablandador de cutículas y empújalas con un palito de naranjo. Corta sólo si hay algún pellejito.

Mandamiento nº 5
Suavizarás los laterales: En algunas mujeres, los laterales de la uña están especialmente engrosados o muy secos, formándose durezas que se convierten fácilmente en padrastros. Usa una lima suave para eliminarlas (siempre de la muñeca hacia la yema, en una única dirección) y no olvides nutrirlas con frecuencia.

Mandamiento nº 6
Alisarás la superficie de la uña: Si son irregulares o estríadas, usa una lima pulidora de forma muy, muy suave. No abuses de ella, pues puede fragilizar la uña.

Mandamiento nº 7
No esmaltarás sin antes aplicar la base más adecuada: Una base de calidad aporta un plus de tratamiento, alarga la duración del esmalte y protege la uña. Las hay para fortalecer, alisar, corregir el tono, estimular su crecimiento...

Mandamiento nº 8
Darás color al borde libre de la uña: Esmaltar el borde ungueal, y no sólo la superficie, prolonga la duración de la manicura.

Mandamiento nº 9
Acariciarás con el pincel: Aplicar una primera capa de esmalte cubriente, que no haga aguas, acariciando la uña con el pincel con un gesto fluido. Al hacer esa primera capa más generosa, la segunda se puede hacer más fina, ¡y si pincelamos más de tres veces, mejor que mejor!

Mandamiento nº 10
No te olvidarás del brillo: No sólo al terminar la manicura, una nueva capa de brillo es una excelente forma de refrescar tu esmalte al cabo de unos días sin tener que retirar el color. Además del brillo protector, en el mercado encontrarás productos secantes, con glitter, reflejos, acabado mate...

¿COMER ALGO PICANTE TE PUEDE AYUDAR A PERDER PESO?

 

‘Los alimentos picantes ayudan a adelgazar'. Seguro que has oído/leído/comentado en más de una ocasión esta afirmación y puede que te haya sonado a mito. O, si le has dado algo de credibilidad, no has podido evitar llevarte las manos a la cabeza con cierta (o mucha) sorpresa. Totalmente lógico. Parece difícil de creer que comer jalapeños o añadir tabasco o guindilla a tus platos pueda ayudarte a perder peso. Pero es verdad que algo de cierto hay en todo ello. Nos explicamos. Comer picante no ayuda a adelgazar de forma directa pero, tal y como nos cuenta una de las fundadoras de Clínica Mira + Cueto, la doctora Mar Mira, “nos puede ayudar indirectamente. Los picantes, en ningún caso, te los tomas y adelgazas. Lo que sí producen es lo siguiente: ingiriéndolos, al aumentar nuestra temperatura corporal gastamos energía y, por ende, calorías. Hay algunos estudios que señalan que la capsaicina que contiene el picante (lo poseen el tabasco, el chile, la guindilla...) puede inhibir, en parte, la proliferación de células grasas”, explica la doctora en relación a investigaciones llevadas a cabo por la Escuela de Farmacia de la Universidad de Wyomingm (Estados Unidos) o por la Universidad de Maastricht (Países Bajos). En estos casos se ha hablado de que la capsaicina que contienen estos alimentos podría funcionar como una especie de quemagrasas natural.

Alimentos picantes que sacian (y bastante)
Al margen de que los alimentos picantes puedan incrementar el gasto calórico, la realidad en la que sí coinciden la mayoría de los nutricionistas es en el poder saciante que tiene la capsaicina y, por tanto, en su capacidad para ayudarnos a moderar la ingesta de otros alimentos más calóricos por el simple hecho de que nos hace sentir “más llenos”.

La explicación científica a todo esto es bastante sencilla: la capsaicina que contienen ciertos alimentos picantes provoca una síntesis de una hormona presente en nuestro intestino delgado, la colecistoquinina, capaz de regular en cierta medida nuestro apetito. “Fue descubierta en el cerebro y es ahí donde comienza su acción como neurotransmisora ya que actúa sobre las neuronas de la sustancia gris que están relacionadas con la percepción del dolor y sobre las neuronas del hipotálamo que controlan la ingesta de alimentos”, nos explica Leticia Carrera, nutricionista y directora técnica de Centros Felicidad Carrera. “Se sabe que el nivel de colecistoquinina se eleva hacia el final de la comida y desencadena los mecanismos de saciedad”, añade la experta.
 

Comer picante

© A.Moral

¿Significa esto que los alimentos picantes pueden ayudarnos en una dieta de adelgazamiento?
Sí, o al menos, eso concluyó la Asociación Americana de Gastroenterología, que concluyó que la colecistoquinina, también conocida como CCK, puede ayudarnos mucho cuando estamos a régimen. Eso sí, tal y como puntualiza Carrera, “no hay que olvidar la regla básica que consiste en que la ingesta de alimentos ha de estar compensada con el gasto de energía. En nuestra dieta podemos añadir alimentos que contengan esta sustancia pero no realizar un consumo constante, diario y prolongado en nuestros hábitos nutricionales”.

¿Qué alimentos picantes podemos tomar para intentar controlar nuestro apetito?
Puedes probar, con moderación, a aderezar tus comidas con cúrcuma, curry, tabasco y guindillas o tomar pimientos picantes, jalapeños o pepperoni. “La capsaicina es la sustancia picante más estudiada pero hay otras como la alicina del ajo, la piperina de la pimienta, el isotiocianato de alilo de la mostaza, del rábano y el wasabi y el gingerol del jengibre”, explica Leticia Carrera.

Con moderación
Obviamente, conviene recordar que no hay que excederse en el consumo de estos alimentos ya que pueden tener efectos secundarios tales como ardor o sensación de quemazón en la boca y en el estómago, sobre todo en personas que no están acostumbrados a ellos.
 

Comer picante

© Corbis

Capsaicina para mejorar la circulación sanguínea
Sí, otras de las bondades de los alimentos picantes es su capacidad para mejorar la circulación sanguínea. “La capsaicina ha sido vinculada a una mejora en la función de nuestros vasos sanguíneos. Se ha demostrado que activa los receptores de nuestro cuerpo que liberan óxido nítrico. Esto es muy importante dado que el óxido nítrico ayuda a bajar la presión arterial manteniendo nuestros vasos sanguíneos funcionando de forma óptica, regulando el flujo sanguíneo a la perfección”, explica Carrera.

¿Y es cierto que el picante alarga la vida?
Otra de las afirmaciones que gira en torno a los alimentos picantes es que tienen propiedades antiinflamatorias y la capacidad de reducir el riesgo de sufrir muerte prematura. “Hay un estudio de China que relaciona el consumo de alimentos picantes con una vida más larga. Al parecer, se averiguó que aquellos que consumían picante entre 6 y 7 veces a la semana reducían un 14% el riesgo de muerte prematura”, nos explica la experta de Clínica Mira + Cueto. Y otra cosa más, comer alimentos picantes te puede hacer un poco más feliz ya que esa ligera sensación de ardor que provoca en nuestro organismo es interpretada por el cerebro como dolor y responde ante ella generando endorfinas, las divinas hormonas de la felicidad. Dicho esto, ¿y si le pones algo más de picante a tu dieta? Puede que sea una (muy) buena idea.
 

LA IMPORTANCIA DE LA FIGURA

Puedes pensar que sabes cuándo es el momento de mirarte al espejo, o tal vez puedes estar tratando de cubrir esas áreas fuera de forma para evitar verte cómo estás en realidad. ¿Sabe cuánta grasa llevas, comparada con los músculos? ¿Sabe en dónde tiendes a aumentar de peso? ¿En la parte de arriba del cuerpo, en la de abajo o en la mitad? El saber las respuestas a estas preguntas te ayudará a diseñar un plan personal para bajar de peso y lograrlo mantener.

El primer paso para alcanzar tu mejor forma personal es entender a tu cuerpo. Como una profesional que enseña tanto a doctores como al público sobre la obesidad, creo que la pérdida de peso ha sido sobre valorada y la figura del cuerpo menospreciada. Probablemente has leído sobre el Índice de Masa Corporal (BMI, por sus siglas en inglés), el cual es el índice de relación entre el peso y la altura. Si tu BMI es mayor de 25, se considera sobrepeso en los Estados Unidos; y si es mayor de 30, se considera obesidad. Este índice ha sido una poderosa herramienta para que los científicos documenten la epidemia de obesidad en este país. Sin embargo, cuando se trata de tu persona como un individuo, puede ser confusión. Un jugador de fútbol americano puede considerarse con sobrepeso en la escala BMI, pero si el peso extra es músculo, en realidad no lo está. Una mujer delgada puede tener un BMI normal y aun así tener grasa de más. Así que la figura de tu cuerpo sí importa.

Las tipos de figuras son únicos de cada persona y van más allá de la típica manzana y la pera. Las mujeres pueden tener tres figuras de cuerpo típicas – gordura en la parte superior, en la parte inferior o en ambas. Los hombres usualmente sólo engordan de la parte superior. La parte superior del cuerpo acumula grasa en tiempos de estrés y algunas personas pueden bajar o subir peso con mucha rapidez en esta parte. La gordura en la parte inferior del cuerpo de las mujeres responde a las hormonas femeninas como el estrógeno y la progesterona, y acumula grasa cuando se amamanta a un recién nacido. Las mujeres que tienen sobrepeso tanto arriba como abajo lo perderán primero de la parte superior. Las mujeres con más grasa en la parte superior del cuerpo tienden a tener más músculo que las mujeres con menos grasa, y necesitarán más proteínas en su dieta para ayudar a controlar su hambre. Perder peso es más difícil si se tiene sobrepeso en la parte inferior, pero los beneficios médicos de perder su sobrepeso en la parte superior del cuerpo son mejores. Perder peso alrededor del cuello, la cara, el pecho y la cintura usualmente viene acompañado de una pérdida de grasa a nivel interior también. Así que mientras se ve mejor, también está mejorando tu salud tremendamente.

Finalmente, hay dos figuras de cuerpo más a considerar: La figura que puedes cambiar y la figura que no puedes cambiar. Es importante saber la diferencia y trabajar sobre la figura que sí puedes cambiar, mientras ajusta tu guardarropa y actitudes a la figura que no puedes cambiar. Debido a un metabolismo lento, muchas mujeres con grasa en la parte inferior del cuerpo no pueden perder peso con tan sólo reducir el consumo de calorías. Estas células de grasa en la parte inferior son resistentes tanto al ejercicio como a la dieta. Sólo un programa personalizado puede ayudarte a que te asegures de consumir suficientes proteínas para controlar los antojos y construir o mantener la masa muscular.